Es importante el buen trato que des a tu reloj, por lo tanto te recomendamos: • No exponerlo a campos magnéticos prolongados como refrigeradores o aparatos electromagnéticos. • Hacer limpieza exterior de las piezas con un cepillo de dientes y luego pasar un paño totalmente seco. • No someterlo a temperaturas extremas de calor o frio. • Evitar a toda costa el contacto con productos químicos como perfumes, disolventes, detergentes y otros de tipo cosmético. • Si usaste tu reloj en el mar, enjuagarlo el agua salina para evitar corrosión de las piezas. • En caso que el reloj se detenga solo dejarlo reparar por personal calificado para tal fin. • Realizar mantenimiento preventivo para garantizar la vida útil del mismo.

title blog

¿Cómo debo cuidar mi reloj?